Acuífero Patiño

Agua desperdiciada

Cada año, 63 millones de litros de agua dulce están disponibles para cada uno de los 7.300.000 habitantes de Paraguay gracias a la abundante agua subterránea y superficial que contiene su territorio. Paradójicamente, es considerado el país con menor seguridad hídrica en Sudamérica: Solo el 14% de su población total tiene cobertura de alcantarillado cloacal. La Región Metropolitana de Asunción tiene una sola planta de tratamiento de aguas negras para sus más de 2.800.000 habitantes y sus más de 9.300 industrias, fábricas y establecimientos agrícolas y ganaderos. Además, la ignorancia ciudadana de que el agua dulce es finita, agotable, propicia su derroche. Hína te muestra en estas fotos cómo contaminamos y derrochamos el líquido vital que, en un futuro cercano, determinará la vida o la muerte de poblaciones humanas enteras.


Fotografía de Cecilia Rojas


Fotografía de Cecilia Rojas

encabezado

1. Una fábrica textil del municipio de Lambaré desecha sus efluentes en el arroyo Lambaré. El último Censo Económico Nacional señala que más de 9.300 unidades industriales funcionan en el departamento Central, casi todas sin planta de tratamiento de sus residuos.



tercera-img

2.Captura del momento en que los efluentes de la fábrica textil de Lambaré tiñen de azul éter el arroyo Lambaré.



quinta-img

3. Zona de evacuación informal de residuos sólidos y líquidos en el límite del municipio de Asunción con Lambaré. El 20% de la población de Asunción (512.000 personas) no tiene cobertura de basura. Los efluentes de estas basuras penetran en el suelo y en 10 años llegan a las aguas subterráneas.



sexta-img

4. Desembocadura del arroyo Antequera en Asunción. El desecho de basura en los históricos arroyos de la capital, que alguna vez fueron cristalinos, es costumbre.



setima-img

5. Una de las 166 marcas de agua mineral que explotan gratis las aguas del acuífero Patiño, disminuyendo lenta pero sostenidamente el agua dulce de un reservorio cuya protección es vital para el futuro del país.



octava-img

6. El botellón de agua mineral de 20 litros extraído del acuífero es consumido masivamente en Asunción y Central, sin garantía alguna de que sea más saludable que el agua potable distribuida por la Empresa de Servicios Sanitarios del Paraguay (Essap).



novena-img

7.Un mínimo de 500 litros de agua dulce son derrochados con el lavado de un automóvil, según los estudios internacionales. Los cientos de miles de vehículos tendrán un alto costo hídrico para el país en un futuro de escasez.



decima-img

8. Zona norte de la Costanera de Asunción. Alrededor del 30% de la población de Asunción vive en los bañados. Casi todos los bañadenses evacuan sus residuos sobre la superficie del acuífero Patiño por la falta de alcantarillado cloacal.



undecima-img

9.Un cultivo de hortalizas en Central. El rudimentario riego con manguera provoca un gran desperdicio de agua dulce. El sistema de riego por goteo es una forma eficaz de cuidar el uso del agua.



duodecima-img

10. El interminable derrame de agua durante el riego del jardín. El sistema de riego con difusores ahorra significativamente el uso de agua en los jardines y céspedes.



duodecima-img

11. Incontable cantidad de litros de agua desperdiciada durante el lavado de cubiertos en la cocina de los hogares. Una persona usa en un día un promedio de 150 litros de agua, según estudios del ingeniero ambiental Roberto Lima.